APU denuncia grave realidad en empresa Mangado

Jan 08

APU denuncia grave realidad en empresa Mangado

El Consejo Directivo Central de la APU analizó con carácter grave y urgente la preocupante situación que se verifica en la empresa Mangado, instaladora de servicios de televisión para abonados, tercerizada de las firmas Montecable y Equital.

El conflicto de los trabajadores del sector Televisión para Abonados de la APU, nucleados en el SUTTAA, con la empresa Mangado se arrastra desde hace varios meses y se ha agravado sustancialmente en los últimos días.

El pasado 31 de diciembre, a la hora 17:37, la empresa Mangado despidió vía mensaje de Whatsapp a los dos delegados del SUTTAA y de la APU: Matías González y Leonardo Rodríguez, alegando falta de trabajo para asignarles tareas.

Esta situación, que constituye una grave violación a la libertad sindical, se suma a una serie de irregularidades que la empresa viene cometiendo desde hace meses y que han sido denunciadas en diferentes instancias a nivel de la Dirección Nacional de Trabajo.

La APU ha planteado ante las autoridades una larga lista de irregularidades de la empresa Mangado que pasan por incumplimientos en el regimen de trabajo, desconocimiento de las leyes laborales vigentes y total precarización de las condiciones de trabajo.

La empresa Mangado se niega a reconocer el carácter de mensual que tienen sus trabajadores y los mantiene en regimen de jornaleros, lo que implica la no aplicación de los laudos fijados en los Consejos de Salarios y, por ende, un grave perjuicio económico.

Por la ley vigente de Tercerizaciones, las empresas Montecable y Equital, contratantes de Mangado, son corresponsables de estas irregularidades y deben hacerse cargo de la situación, exigiéndole a su contratada que cumpla con las leyes laborales del país.

El CDC de la APU quiere denunciar que – hasta el momento – ninguna de estas dos empresas se ha hecho cargo de sus responsabilidades legales, alegando desconocimiento de la situación.
Las respuestas de la empresa Mangado a los sucesivos reclamos de sus trabajadores han sido sistemáticamente la de atacar a la organización sindical, lo que quedó claramente de manifiesto con el despido de los dos delegados el día 31 de diciembre.

El CDC de la APU advierte sobre esta grave situación que se vive en la empresa Mangado porque constituye no solo un ataque a nuestro sindicato sino también un desconocimiento a todas las normas laborales vigentes en el país.

El CDC de la APU exhorta a la empresas contratantes de Mangado a revertir de inmediato su actitud de prescindencia en este conflicto y aportar soluciones para contrarrestar el despido de los dos compañeros delegados.

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA

Deja un comentario

Asegúrese de ingresar toda la información requerida, indicada por un asterisco.